Un ramo para cada novia

Bodas en el Auditorio El Batel de Cartagena
27 febrero, 2015
Lugares para disfrutar de la primavera
20 marzo, 2015

Un ramo para cada novia

El ramo de novia es un elemento indispensable para toda novia pero ¿de dónde viene esta tradición? En la antigua Roma y en Egipto las novias solían llevar hierbas aromáticas como tomillo, laurel y ajo ya que se creía que de esa forma ahuyentarían a los malos espíritus y se evitaría que éstos interfirieran en la felicidad de los esposos.

Con el paso del tiempo esta tradición se extendió por toda Europa y las hierbas aromáticas se sustituyeron por flores como la flor de azahar, símbolo de pureza.

En la Edad Media las flores eran utilizadas como adorno pero también con la finalidad de perfumar a la novia, o más bien para disfrazar cualquier mal olor, y es que en esa época era común que las bodas se celebrasen en el mes de junio, un mes o dos después de su “baño anual”, cuando el olor corporal todavía se podía “sobrellevar”.

En la actualidad, y aunque el significado de llevarlo no es el mismo, el ramo se ha convertido en uno de los elementos principales para una novia y con el que existen más posibilidades de dar rienda suelta a la imaginación reflejando el estilo propio y los gustos de la futura novia, pero siempre sin olvidar unas reglas básicas en cuanto al tamaño y forma dependiendo de la personalidad de la novia, el estilo del vestido -ya que este no debe quitarle protagonismo sino sumarle-, y la temática de la boda.

Lo ideal es empezar estableciendo el estilo (romántico, rústico, sofisticado, vintage, etc.) y el tipo de ramo que se busca, por ejemplo eligiendo un tamaño y forma (bouquet, tallos largos, ramillete, cascada, media luna, etc.) siempre proporcional a la altura y silueta de la novia para lograr un equilibrio perfecto, teniendo muy en cuenta el diseño del vestido.

Otro detalle importante es tener en cuenta la temporada de la flor elegida ya que, a veces la temporada de floración de la flor o flores deseadas no se corresponde con la fecha de boda, aunque, por suerte, en muchas ocasiones puede ser sustituida por otra flor de color o forma parecida, siempre teniendo en cuenta los gustos o preferencias de la futura novia.

En Floristería Flori creemos que cada novia es única y especial, y por eso es muy importante ofrecer un trato personalizado, conocer sus gustos y escuchar sus ideas, y solo así, poder asesorar y diseñar el ramo, o decoración floral para la ceremonia y/o celebración, que mejor se adapte a su estilo.

Y es por eso que en nuestro taller trabajamos con una gran variedad de flores y materiales, siempre al tanto de las últimas tendencias en arte floral para que cada ramo sea una pieza exclusiva y original.

Floristería Flori.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *